expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Siguen mi histeria:

19 abr. 2011


"Las mujeres son todas histéricas". ¿A quién de nosotras no nos dijeron eso alguna vez? ¿Qué hombre está convencido de lo contrario?

Sí, somos todas histéricas. Y QUÉ? Y que en realidad, a veces somos tan histéricas que no nos soportamos. Pero quédense tranquilos, muchachos. La histeria no es una herramienta que utilizamos para pelear con ustedes. Mucho menos para hacerlos enojar (porque si ustedes se enojan, nosotras nos ponemos más histéricas aún). No es un estado que elegimos para que ustedes sostengan que no nos entienden o que debemos internarnos en un psiquiátrico. No es algo que nos invade "una vez al mes", como piensan algunos. Es mucho más profundo. Es un estado del alma.
Sí, las mujeres somos histéricas. Que tire la primera piedra la que nunca haya sido histérica. Es la esencia de nuestro género. Es lo que nos hace irresistiblemente odiosas y encantadoras al mismo tiempo. Es lo que hace que amemos a los hombres pero que nos parezcan la peor basura del mundo, al mismo tiempo. Es lo que hace que las flores nos parezcan cursis y por lo mismo que esperamos que nos den un ramo de rosas todos los meses. Es lo que hace que nos veamos gordas aunque el resto del mundo diga que estamos flacas. En fin...
Somos histéricas. Y qué?

No hay comentarios: