expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Siguen mi histeria:

6 sept. 2011

Es fácil ver lo que a uno le falta...

Si me caracterizo por algo, es por no estar conforme casi nunca; Voy a una escuela bastante particular, en donde los alumnos tienen mucha libertad, se les da la oportunidad de opinar y exigir sus derechos. Es un colegio bastante chico, pero eso tiene sus pro y contras; Por un lado es más tranquilo, todos conocen a todos, no hay tanta división; Pero por otra parte, hay sólo 9 chicas, de las cuales con 5 no me llevo, y 2 son esas a las que verdaderamente se llaman amigas.
En fin, a principios de este año cuando Dani, una de mis mejores amigas (Porque antes por lo menos eramos 10) se fue, y el director también, las cosas cambiaron, y tardaron bastante, por lo menos para mi, en reacomodarse, en volver a ser mas o menos lo que eran. En todo el tiempo en el cual yo no estaba en mis mejores días en el Sounder, tomé la decisión junto con Ana (mi mejor amiga), de cambiarnos. Al principio estábamos felices las dos, pero cuando las cosas se empezaron a acomodar, y las cosas empezaron a mejorar, me empecé un poco a arrepentir de lo que había decidido; Comencé a valorar todo lo bueno que me brindaba el colegio, la posibilidad de tener clases de música a la tarde, ya sea instrumento, ensamble, canto, lenguaje musical (aunque yo no vaya mas), producción musical, después este año agregaron circo, teatro, filosofía del rock, etc. Con lo cual es un colegio sumamente artístico, cosa que va de la mano con lo que soy y pretendo hacer en mi vida el día de mañana; Por otra parte el clima del colegio, el ambiente: En los recreos podemos conectar al amplificador nuestros reproductores de música, y ponerlos a todo volumen, o mismo el "timbre" que es música a todo lo que da, en invierno agarrarnos una estufa y sentarnos en grupo en un rincón, la confianza que hay con los profesores, la buena onda también, porque últimamente que vengo pensando, me di cuenta que son increíbles los profesores de ahí, son muy buena onda, te dejan pasar varias, son muy "mente abierta", y eso creo que va de la mano con el proyecto de ese colegio. En conclusión, si el día de mañana tengo hijos y están interesados en la música, no voy a dudar ni un segundo en mandarlos ahí, porque creo que es uno de los mejores colegios para un chico que es amante de la música, y en otros colegios (capaz) no se siente muy parte. Es más, yo en estos casi dos años que llevo ahí, aprendí muchísimo, y me forme como persona mucho más que lo que hubiera podido aprender en otros colegios; Claro que el Sounder tiene sus cosas, hay veces que los directivos se equivocan y mucho, pero nunca dejan de hacer las cosas pensando en el bien de sus alumnos.
En fin, se que este cambio el año que viene me va a hacer mejor, porque me va a permitir relacionarme con mas gente, y conocer mas personas que no sean del "mundo" de la música, pero me voy feliz, feliz de haber vivido esa experiencia única de pasar por ese colegio, porque repito, crecí mucho a nivel persona, a nivel académico (en musica). Y además es una experiencia hermosa, con lo cual, puedo llegar a decir que es el mejor colegio que existe, lo tengo que admitir.
Hoy cuando entré a uno de los colegios que están en la posibilidad de que yo vaya a entrar el año que viene, me angustié mucho, porque cada vez consientizo más de lo que en verdad es el Sounder para mi; Mi error fue mirarle el lado malo, pero ya es tarde. Me arrepiento mucho, pero bueno, se que este cambio es para mejor. Pero repito, me voy feliz de haber vivido la experiencia de haber sido alumna de ese gran colegio 

2 comentarios:

~Julii ♥~ dijo...

mira si no me uvieras conocido a mi? OSEA soy la mejor ¿¿nooo??
Jajja te amoooo!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.