expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Siguen mi histeria:

2 feb. 2013

Pensamiento frente al mar..

Uno siempre tiene la oportunidad, o mejor dicho, la opción de escoger algo, lo que sea. A uno le empieza a atrapar ese mundo, lo divierte..
El problema esta cuando nos empecinamos en algo, no nos importa el resto, pero tampoco sabemos bien que queremos, porque hasta el momento, mucho no nos conocemos por dentro.
Estando y conviviendo día a día con lo mismo, uno se acostumbra, uno ya deja de sentir realmente lo que pasa. Se va, te vas por un instinto..
Al estar en otro lado, te despegas, en cierta forma, de lo cotidiano. Te aíslas de tu "vida" diaria, empezas a sentir soledad, de esa que no es mala, de esa que por ahi es un descanso, una forma de relajo totalmente distinta.
Cuando uno está en esa soledad reflexiva, esa soledad pasiva, uno empieza a pensar, uno empieza a conectarse con uno mismo, sin careta alguna, uno empieza a conocerse nuevamente, una vez mas, como todos los años.
Empezaste a pensar, y hasta que no volves a la compañía, no paras. Llegas al punto de conocerte tanto, que empezas a descubrir cosas tuyas, bien en el interior, que llegan a superar tu ser..
Frente al mar estas, caminaste tanto que tuviste que parar en un lugar donde apenas un pescador de las 8 de la noche se ve a lo lejos. Ése es el lugar ideal para ponerse a volar, para poder conectarse con uno mismo, para poder disfrutar un buen momento, acompañado por aquellos acordes que forman un rock.
Te distraes entre las letras, entre los solos, entre que miras el cielo, y entre que cada ola de viento se te llenan los ojos de arena.. Cuando te acordas que sos un ser mas en ésta tierra, te das cuenta que estas pensando algo.. Algo que tal vez pensas hace mucho, pero estas tan acostumbrado a pensarlo, y tan acostumbrado a que ese pensamiento muera ahí en tu cabeza, que ya ni te preocupas de lo que sentis..
Hace un tiempo, cuando ese pensamiento era novedad para tu cabeza, sentias como que chocaba plenamente con tus sentimientos. Te acordabas tanto de pensarlo, que lo pensabas por demas, y llegabas a sufrir o pasarla mal.
 Hoy, meses despues, te acostumbraste al "no ser", y al vivir en tu imaginación. Tanto te acostumbraste, que pensaste sin darte cuenta que pensabas. Tal vez con esa modalidad, de no acordarte que pensas, y que este naturalizado ese pensamiento, tan naturalizado que no llegues a activar tus sentimientos, dejas de sufrir y sentis que algo te pasa, pero no le das importancia, porque realmente no sabes que es, porque muy en el fondo tuyo está guardado, quizá, el peor dolor que tenes.
Frente al mar, al fin entendes que por el miedo de uno (que para esta altura ya es un problema), y por el desinterés que te genera un "resto" x, ese pensamiento está vinculado al sentimiento mas profundo del ser humano.
Cuando el pensamiento era novedad, y a la vez, jugaba con tus sentimientos y los hacia moverse por todo tu centro, todo lo que pasa hoy no pasaba. Capaz que antes era peor, pero era mas profundo, y eras consciente de lo que realmente te pasaba. Tal vez todo era una exageración, hasta llegaste a creer que era una obsesión, pero cuando el tiempo empezó a correr, aprendiste a vivir asi, sin poder ser nada, sin poder dar lugar a lo que te pasaba, no por decisión, si no que por obligación a la situación, porque llegaste a pensar que ese lugar no existía nada mas que en tu cabeza..
Pero llegó el momento en el cual te olvidas qué pensabas, sabias que habías echo el análisis de tu vida, y habías resuelto todos tus problemas. Pero la locura es asi, te ayuda a entender, pero a la vez te hace desentenderte..
Por suerte pudiste hacer memoria, y ganarle a la locura, pudiste acordarte de el analisis de tus problemas. Y ahora entendes que éste puto sentimiento de la Tierra te abruma mas que nunca, y ahora entendes, que te pasa mucho mas de lo que pensabas..
En cierta forma, estas hasta las pelotas !


No hay comentarios: